Oscars 2018: El feo, el morocho y la feminista

Oscars 2018: El feo, el morocho y la feminista

Después de mucho tiempo sin publicar por diversos temas que no vienen al caso he decidido a volver con una nota sobre los devaluados premios de la academia de cine. Antiguamente, los Óscars contaban con un prestigio que, debido a los malos manejos de la academia, se fue diluyendo. El racismo, sexismo, y otros ismos pusieron en jaque a los premios y llevaron a peliculas como «Get Out» a ser nominadas, algo que me parece un chiste pero voy a explayarme mas adelante.

Hoy les traigo tres minireviews sobre serias candidatas al Oscar (bueno, una no tanto), acá les van:

«The Shape of Water»: La favorita de todos

Vamos a arrancar con la película más nominada del año (13 categorías), «The Shape of Water», la última locura del gran Guillermo del Toro. En esta película, del Toro relata la historia de Elisa (Sally Hawkins), una empleada de limpieza en un centro de investigación del gobierno estadounidense. Aquí Elisa conoce a «la criatura» (Doug Jones), un humanoide anfibio del que se enamora.

Personalmente, leyendo en Internet las reseñas de esta película luego de haberla visto me sentí estafado. Entiendo que el cine de hoy esta más sujeto a la técnica que otra cosa, pero llamar a este film que, en cuanto a guión, es bastante básico y lo vimos mil veces (dos personas de distinta procedencia que buscan el amor y la aceptación tal como sucede en «Pocahontas», «La Sirenita» o «Avatar»), es totalmente valorable el hecho de izar esta bandera en el contexto de la lucha feminista o LGBT que se presenta actualmente.

Mi crítica no va a la película en si, sino al periodismo «especializado» que la infla. En el aspecto técnico es una película hermosa, ambientada de manera perfecta en un punto histórico aun más duro para estas minorías. Pero decir que es la mejor película de del Toro cuando este creó una joyita como «El Laberinto del Fauno» (que si no es uno de los mejores films españoles de los últimos veinte años pega en el palo) es una locura.

  • Puntaje: 7 Ranas.
  • Mírala si te gustó: «La Sirenita», «Avatar», o la zoofilia.
  • Chances de ganar: Muuuuuchaaaaaas.

«Get Out»: El chiste que quedó

En este punto tengo sentimientos encontrados, me parece perfecto el tema de la inclusion racial en el cine, pero incluir una película en una premiación como esta solo porque el elenco es mayormente de color me parece un despropósito. «Get Out» cuenta la historia de Chris (Daniel Kaluuya), un chico afroamericano que sale con una chica blanca llamada Rose. Juntos deciden hacer un viaje para conocer a los padres de esta última, pero al llegar Chris se da cuenta de que algo anda mal en el pueblo.

Partiendo de esta base tenemos que dejar dos cosas en claro: en primer lugar, «Get Out» es un largo de suspenso con algo de comedia, nada demasiado serio; en segundo lugar, la critica social que hace a la violencia y tension racial en Estados Unidos es algo que debe valorarse, no sobrevalorarse. La película está bien hecha, tiene buenas actuaciones, un guión sólido aunque nada del otro mundo, y esta hecha con dos pesos, cosa que a mi me atrae, pero no la veo como una candidata seria al premio.

  • Puntaje: 6 piezas de pollo frito.
  • Mírala si te gustó: «Fragmentado», «Misery», o «Black Dynamite».
  • Chances de ganar: Menos chances de ganar que Migue Granados de empezar la dieta.

«Three Billboards Outside Ebbing Missouri»: La Joyita

En los Oscar siempre hay alguna tapada, alguna película de la que se habla en voz baja pero casi nadie vio. Este año ese film es «Three Billboards…». Una película cuya clasificación como drama no le hace justicia, ya que los pasos de comedia que se dan bastante seguido en el film son preciosos. «Three Billboards…» cuenta la historia de Mildred Hayes (Frances Mcdormand en una actuación consagratoria) y su lucha por esclarecer la violación y posterior asesinato de su hija. Esta disputa se hace pública cuando Mildred decide colocar tres carteles reclamándole al jefe de policía local (Woody Harrelson) por justicia.

El largometraje, que toca con mucha crudeza el tema de las violaciones en zonas rurales y la cantidad de «cold cases» (casos sin resolver) que quedan en esas zonas, se erige sobre un guión soberbio, en el que cada personaje cumple un rol importante. Por más escueta que sea su participación, la dureza con la que Mildred se planta frente al departamento de policía hace un contrapunto terrible con la forma en que se quiebra y llora cuando recuerda a su hija. Amén de la actuación magistral de Sam Rockwell, un actor conocido por su papel de asesino psicópata de «Milagros Inesperados» que en su papel de policía ignorante, racista, y violento vuelve al ojo de atención.

  • Puntaje: 9 cartelitos.
  • Mírala si te gustó: «Lost Girl», Fargo, o «We Need to Talk About Kevin».
  • Chances de ganar: Si Dios quiere y los planetas se alinean, se hará justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *