‘Atypical’: hablemos de autismo

‘Atypical’: hablemos de autismo

Amor y sexo son las principales preocupaciones de un adolescente promedio e incluso de un chico autista como Sam. ‘Atypical’, la nueva serie de Netflix, cuestiona a través del humor lo que consideramos “normal” y nos enseña que nadie es perfecto. Para saber más leé esta nota.

Este año Netflix ha realizado ficciones que tratan problemas reales que sufren los adolescentes: una serie sobre el suicidio, una película sobre trastornos alimenticios y ahora una serie sobre autismo. Hablamos de la polémica serie “13 Reasons Why”, “Hasta los huesos” con una esquelética Lily Collins y “Atypical”, sobre la que trataremos en esta nota. Todas producciones que traen a la mesa temas para discutir y sobre todo concientizar. Protagonizadas por adolescentes y dirigidas a ellos, pero que adultos también deberían ver.

foto: refinery29.com

Sobre la serie

“Atypical” relata la historia de un joven de 18 años, Sam Gardner (Keir Gilchrist), quien padece el trastorno de espectro autista (TEA) y le encantan los pingüinos. Sam cree que no podrá tener novia, pero su terapeuta (Amy Okuda) lo convence de lo contrario. Así empieza la búsqueda de su primer amor, poniendo en práctica los malos consejos de su compañero de trabajo Zahid (Nik Dodani). En el camino logrará independizarse de su protectora madre (Jennifer Jason Leigh) y de su hermana (Brigette Lundy-Paine). A la vez afianzará la relación con su padre (Michael Rapaport).

La serie, dirigida por Seth Gordon, fue creada por Robia Rashid, productora de “How I Met Your Mother” y de “The Goldbergs”. Luego de consultar a profesionales, libros y películas, logró una comedia entretenida y de drama familiar.

La primera temporada de la serie cuenta con 8 capítulos de 30 minutos de duración aproximadamente. Está disponible en Netflix desde el 11 de agosto y esperamos ansiosos su renovación para la segunda entrega.

¿Qué es el trastorno de espectro autista?

El autismo es una condición que afecta el modo que una persona ve el mundo, procesa la información y actúa recíprocamente con otras personas. A las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA) les resulta difícil desarrollar relaciones sociales, comunicarse y pensar en abstracto. Aunque un grupo de personas con TEA tiene dificultades de aprendizaje, otros tienen capacidades intelectuales iguales o superiores a la media. Para saber más ingresá a www.autismoandalucia.org

Nadie es normal

Sam, a pesar del espectro, es un joven inteligente que sabe todo sobre la Antártida. Pasa el tiempo leyendo en solitario y tomando notas del comportamiento de las personas “normales”, o “neurotípicas” como son nombradas en la serie. Sam nos hace recordar a Sheldon Cooper (Jim Parsons) de “The Big Bang Theory” y a Brick Heck (Atticus Shaffer) de “The Middle”. Ninguno de los dos personajes tiene TEA, pero comparten algunos características, como las dificultades para socializar y empatizar con otras personas.

Elsa, la madre, siempre ha sido sobreprotectora con Sam, al punto de privar a su marido de entablar una relación con su hijo. Esto se revierte cuando se trata de chicas, Sam prefiere consultar las experiencias amorosas de su padre. La hija menor, Casey, es una atleta que queda opacada por su hermano, quien siempre fue la prioridad y su mayor preocupación.

foto: metro.co.uk

No queremos entrar en el debate de si la serie representa o si ofende a las personas con TEA. Creemos que resulta educativa para los que ignoramos el tema y que el humor utilizado no busca burlarse de ellos, sino desnaturalizar lo “normal”. La historia es entretenida y puede ser que lo único “atípico” es su protagonista, porque los temas que abarca, como la necesidad de aceptación, la discriminación, el amor, el sexo, los problemas familiares y maritales y la relación padre-hijo, permite identificarnos fácilmente con los personajes.

Sam puede que no sea como los demás adolescentes, pero “Atypical” nos enseña que nadie es “normal” y mucho menos perfecto. Los que más se equivocan son aquellos que lo rodean y no comprenden su comportamiento y necesidades.

foto: highsnobiety.com

Evangelina Cáceres

e.caceres@magoyaproducciones.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *