Crítica de «Sophie Jones», de Jessie Barr

Crítica de «Sophie Jones», de Jessie Barr

Cobertura especial | 35° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata
Sería muy difícil elegir cuando perderíamos a uno de nuestros padres. Aunque habría múltiples repuestas a esta posible pregunta, la adolescencia, quizás, podría ser la peor etapa para vivirlo. Esta es nuestra crítica del film ‘Sophie Jones’, de Jessie Barr.

La cineasta estadounidense dirige su primer largometraje y nos presenta la historia de Sophie Jones, una joven que acaba de perder a su madre. Sophie, además de no encontrar la forma de afrontar el duelo, tampoco sabe qué hacer con la confusión que le genera su despertar sexual (algo propio de la edad) en relación con los chicos que le atraen.

En este coming of age, Sophie parece querer acelerar todo lo que supone que debe vivir una adolescente, sin importar a quien dañe. Y esto la incluye a ella misma por no estar preparada para algunas experiencias.

Por momentos, Sophie no sea una personaje agradable. Sus nuevas actitudes la vuelven irreconocible e impredecible para sus amigos. Aunque estas actitudes son las que la convierten en un ser más real, humano y lleno de errores. Ya para el final del film, todas estas emociones maduran y Sophie se acerca más a su familia, con la que comparte un conmovedor ritual de despedida en el aniversario del fallecimiento de su madre.

A favor de la narrativa, el uso de la cámara en mano naturaliza las acciones de las historia. Este procedimiento genera la sensación de un reality en el que se documenta el año de la personaje principal. Parece hasta contradictorio, pero los planos en movimiento hacen olvidar que somos espectadores de una ficción.

En conclusión, ‘Sophie Jones’ es un retrato de la adolescencia con emociones potenciadas por un duelo. Dos elementos presentes de inicio a fin que la transforman en una digna ópera prima de 85 minutos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *